Québec en época de la Covid-19

Categoría Estilo de vida en la Ciudad de Québec Fecha 29/06/2020

Escrito porRoysbel Hernandez

 

20200509_120333

Mi extraño recorrido por el viejo Quebec.

Para mí siempre es muy placentero visitar y caminar por el viejo Quebec. Desde que vivo en esta bella ciudad, cada vez que voy, descubro algo diferente e interesante.

En el contexto de la pandemia derivada por el COVID-19, recorrer sus calles desoladas en pleno medio día de un sábado de Mayo se torna triste. Ver cerrados todos los restaurantes, los comercios y peor aún, no ver a los miles de turistas que se mezclan en sus bellas calles es realmente muy extraño. Experimenté un sentimiento de compasión por todos los propietarios de todos esos establecimientos así como de todos los empleados que han perdido sus empleos.

El impacto es grande de ver casi todo vacío, sin el festival de flores, sin muchos colores, sin el ruido del hablar de los turistas que son parte de la vida de la ciudad casi todo el año. Sin acentos, ni olores.

En ese ambiente raro, extraño y surrealista pude concientizar, la fragilidad a la que todos estamos expuestos y de lo importante que es vivir el momento presente sin muchas pretensiones ni expectativas. Pude confirmar que disfrutar cada minuto, que saborear cada respiro y que vivir cada bello detalle que todavía somos capaces de ver, de escuchar, de oler, puede ser lo más valioso que poseemos . Además, que el contacto físico con nuestros seres queridos y amigos es lo más cercano y verdadero que debemos privilegiar.

Mañana puede ser tarde.

Para el momento en que publico éste artículo, finales de junio 2020, también he sido afectada por la crisis. A causa de la pandemia, todos los proyectos que estaba organizando para el organismo para el cual trabajaba, fueron cancelados o anulados y lamentablemente perdí mi empleo.

Actualmente, la provincia de Quebec, ya ha retomado progresivamente la mayoría de las actividades económicas, con mucha prudencia para prolongar el contagio general de la población y prepararse bien para una posible segunda oleada. Hay todavía muchos sectores que como en todas partes del mundo no han podido activar el 100% de sus operaciones.

Sin embargo, las crisis pueden ser para muchos positivas, pueden abrir nuevas oportunidades y servir para cambiar y reestructurar un modelo económico, así que para mí también puede ser une ocasión de descubrir otras opciones profesionales.

 

 

En una próxima entrega les daré detalles de qué manera me activé para buscar un otro empleo y les daré algunos detalles de las medidas que el gobierno federal y provincial establecieron para paliar y sobrellevar la situación.

Hasta pronto.

 

Viejo QuébecYo Grande-Allée20200509_10511220200509_103719
Puerta de San luis

20200509_11041820200509_11040820200509_11042220200509_120533 20200509_120544