En el colegio

Categoría Estilo de vida en la Ciudad de Québec Fecha 11/05/2016

Escrito porRoysbel Hernandez

Quiero compartir en esta oportunidad mi experiencia en los colegios públicos en Québec.

Tengo dos hijos, un varón de veinte (20) años y una hembra de quince (15). Cuando llegamos a Québec, ella tenía cuatro (4) años y medio y él diez (10) años. Apenas llegamos, en la misma semana fuimos a la escuela primaria pública más cercana que le correspondía y efectuamos la inscripción, tres días más tarde estaban comenzando en su nuevo colegio.

Allí los recibieron con un curso especial de francés o como se llama aquí ‘Francisation’’ , que en realidad, es el curso que tenemos que hacer prácticamente todos los inmigrantes una vez que llegamos, claro está, que depende de nuestro nivel y en el caso de los niños y adolescentes, va de acuerdo al vocabulario que necesitan para desenvolverse e integrarse más rápido a su nueva escuela y sociedad.

Aquí las escuelas públicas tienen en general muy buen nivel. En nuestros países y en particular en mi país Venezuela, nuestro sistema educativo es gratuito hasta la universidad, y en teoría está bien estructurado. Pero en la práctica lamentablemente no es totalmente eficaz y no cuenta con un buen nivel por diversas causas que no abordaré en éste artículo, simplemente lo hago como referencia de que generalmente hacemos lo posible por que nuestros hijos estudien en colegios privado ya que el nivel es mucho más elevado.

Los prejuicios que traemos con respecto a la educación pública a veces nos hace dudar de inscribir a nuestros hijos en los colegios del estado, pero yo puedo decirles con toda propiedad, que me siento muy satisfecha de que mis hijos hayan tenido y tengan la fortuna de estudiar aquí en escuela públicas.

Las escuelas poseen programas especiales según la personalidad y el enfoque que queramos ofrecerles a nuestro hijos. Hay escuelas que tienen un perfil de negocios, otro artístico, deportivo y muchos otros. Mi hijo es más deportivo que académico y por supuesto escogió siempre esa área para sentirse bien y a gusto. Mi hija es más artista y desde que llegamos pudo incursionar en la música y el baile, pasando por el ballet clásico y el Hip hop. Tomó cursos de piano, violín y flauta y hasta llego a presentarse siendo muy  pequeña con una de las orquestas de cuerdas más importante de Québec que se llama Les Vionlons du Roy.

 

Los cursos son muy accesibles hablando del costo incluyendo el alquiler de los instrumentos, en el caso de la música.

Actualmente, mi hijo ya terminó su escuela secundaria y me queda aún mi hija que estudia su cuarto año.

rochebelle

Los dos estudiaron en L’École Sécondaire de Rochebelle , considerada como una de las mejores escuelas secundaria publica de todo Canadá. Situada en el barrio de Santa Fe o Ste-Foy en la ciudad de Québec.

 

Mis hijos han visitado ciudades como: Toronto, Boston , New York, Chicago, como parte de su programa de estudios, justamente para darles la oportunidad de conocer y experimentar la autonomía o la independencia que es muy propia de ésta cultura y por supuesto practicar el inglés, entre otras cosas.

Les cuento que no sé quién se sentirá más triste de dejar la escuela,  si mis hijos o yo que me siento muy parte de ella.

Las opciones están al nivel de los sueños y de las realizaciones personales del individuo, razón demás para estar seguros de que Québec es ideal para ver crecer a nuestros hijos.

No dejen de hacerme preguntas con respecto a este y otros temas que he abordado a éste humilde blogue.